El desvío de camiones de la N-340 a la AP-7 será efectivo a partir de enero

La propuesta de la Generalitat para descongestionar la N- 340 y reducir accidentes tiene luz verde para aplicarse en 25 municipios de Terres de l’Ebre y Camp de Tarragona.

A partir de enero de 2018 el desvío de camiones de la N-340 a la AP-7 entre Peñíscola y L’Hospitalet de l’Infant y entre Altafulla y Vilafranca del Penedès será hará efectivo. Según ha informado la Consellería este lunes 4 de septiembre, se ha dado luz verde a la propuesta de descongestión y reducción de accidentes en las mencionadas vías, muy saturadas especialmente por el gran volumen de camiones que transitan por ellas cada día. Los camiones de paso tendrán una bonificación del peaje del 42’5%, mientras que los que hacen desplazamientos de carácter local será del 50%. Los vehículos ligeros, por su parte, tendrán una bonificación del 100% si realizan un trayecto de ida y vuelta en 24 horas entre las salidas de Villafranca Sur y Alcanar.